top of page

¿Te sirvo algo para tomar?

"Querés tomar algo?" Te ofrezco mientras saco unos hielos del freezer.

La verdad no me importa mucho tu respuesta, solo pienso en los próximos minutos, pensamientos recurrentes desde que me enteré que nos íbamos a ver unos días atrás.


"Dale, un poco de agua fresca está bien" me respondés. “Perfecto”, pienso. A vos te pongo 3 hielos, a mi 6.


Te paso el vaso, rozándote los dedos y te mirándote a los ojos. Sabés que estoy planeando algo.

"¿Llevamos los vasos?" Te pregunto. Me miras sonriendo, y veo tus pensamientos: estás caliente, 6 hielos y ni te dejo tomar el agua tranquilo que ya te quiero llevar a la cama.


En realidad, no quiero que se me derritan todos los hielos, y el calor de esta noche de verano no da respiro.


Entramos a la habitación y prendo el aire acondicionado. Recuerdos de nuestro encuentro la semana anterior me invitan a hacerlo prematuramente.


Me acerco a vos y te desvisto. La remera. Ese instante en el que la remera pasa por tu cabeza y te tapa los ojos, me tienta a dejártela así, pero no hoy, quiero ver tu cara de placer. Eso lo vamos a dejar para otro día. Tengo un poco de problema con el botón de tu pantalón, pero lo logro y te saco todo de una. No estoy tratando de hacerlo sexy, debería intentarlo, pero me llevé esa materia a marzo y pienso que eso también lo voy a dejar para otro día. ¿La urgencia no es sexy también? Pienso para justificarme.


"¿Me desvestís?" te pido. Me gusta sentir tus manos sobre mi cuerpo a través de la ropa intentando torpemente desvestirme. Chau remera, chau pantalón y bombacha, chau corpiño, hola tetas. Me las agarrás, las acercás a tu cara y te sumergís en ellas. "Hola tetas" les decís y la besas. Me gusta tu ritual. En realidad no lo hiciste nunca antes, pero me gusta la idea de que ese saludo se convierta en ritual.


"Acostate" te digo. Me miras extrañado y encantado. "Mmm… como digas", me decís.


Sé que te gusta empezar a vos, y me encanta tu carcajada cuando te digo "para, no doy más" pero hoy, tengo el tiempo cronometrado.


Te acostas, totalmente desnudo sobre mi cama y te veo expectante y ya parado. Me emociona que sea tan automático. "Acostate" te dije, y "pin" ya estabas listo.


Te acaricio las piernas, te beso el empeine, subo y te beso el muslo interno, despacito, me gusta ver cómo vas creciendo con las ganas.


Dejamos una luz tenue prendida, quiero poder verte, todo el tiempo, sentir tus movimientos, ver tu cara, tu cuerpo y tu desesperación por el placer que estás por sentir.


Llego con la boca a la parte de tu cuerpo más caliente. Te respiro cerca para que me sientas "en la zona" pero quiero que el primer contacto sea una sorpresa. No te toco, solo te respiro, y lo sentís. Se mueve, cómo buscando mi boca, lo evado, y me acerco. Yo juego con tus partes mientras vos contenés la respiración con antelación. No me decido todavía si empezar despacio, con una pequeña lamida bien mojada, o ya entrarte fuertemente hasta el fondo de mi boca.


Me decido por la segunda opción. Gemís inesperadamente y me retiro tan rápido que no estás seguro de si sucedió o si lo soñaste. Ahora sí, te lamo despacito, la puntita, le doy un par de vueltas con la lengua, y vuelvo a la puntita. Siento tu desesperación y entro con envión de nuevo pero esta vez me quedo así. Soltás la respiración.


Me imagino cosas que me dirías si pudieras hablar, pero sé que no podés. Tenés la boca seca. Yo, por el contrario, estoy inundada.


Me quedo, con la boca llena de vos, jugando con mi lengua. Si, es un gran ejercicio oral. Quiero que no entiendas nada, nada de lo que está pasando. Que este placer sea tan abrumador que está vez seas vos el que pida por favor.


Te siento caliente. Yo también lo estoy. Tengo sed. Con una mano te toco, para no perder el ritmo y con la otra busco el vaso. Tomo un trago de agua y me agarro el último hielo que queda, tan pequeño. Sigo arrodillada ente tus piernas y me zambullo a tus partes, calientes, de nuevo. El hielo enfrió mi boca. Tu gemido es incluso más fuerte que el primero, "por favor" me susurras. "Voy bien" pienso. Mi lengua derrite el último pedacito de hielo que frío acerco a tu piel. Tu cuerpo vibra, y me seguís rogando. Me encanta y me encantás. Me quedé sin hielo así que tengo que improvisar. Seguís caliente y erecto y aunque me tienta mucho sentarme arriba tuyo así tal cual estás, quiero hacer una cosa más. Agarro el vaso denuevo y tomo un poco. Me reservo un poco de agua y bajo nuevamente, son solo segundos así que el agua sigue fresca, la dejo correr desde tu punta para abajo. Abrís los ojos y me miras desorbitado. Los cerras de nuevo en una fracción de segundos. Verte disfrutar así me cautiva, y me fascina que te sumes a mis juegos. Te lamo, con mi lengua caliente, jugando todavía con las temperaturas y me tomo el agua que se chorrea sobre vos. Esa sensación te volvió loco, lo ví y te escuché. ¡Cómo me gusta escucharte gemir y susurrar! Agarro el forro y te lo pongo, entre besos y caricias casi no lo registras.


Ahora sí es mi momento. Me siento sobre vos y entras directo. Estás tan duro y yo tan lubricada que somos como dos piezas de rompecabezas que encontramos nuestro lugar en el tablero.


No nos queda mucho tiempo, las aventuras de hoy nos dejaron preparados. Pongo mis pies debajo de tu cola para levantar tu pelvis y que llegues más profundo. Me encanta esta sensación de control. Comienzo despacio, con dulzura, ajustándome a vos para que me sientas acariciándote.


Me acaricias, las piernas y vas subiendo tus manos por mi cintura, el torso y para cuando llegas a los pezones yo ya estoy en la mía, tomando velocidad. Yo no doy más, pienso que quiero que me los muerdas y te lo digo "mordé"


Hoy estoy mandona, pero no lo cuestionas. "Despacito" susurro. Y mordés. Llego a mi climax y vos unos segundos después que yo. "Tómame" me decís y te siento descargando adentro mío. Eso casi me hace llegar a otro orgasmo. Digo casi porque no llegue una segunda vez. Se siente tan hermosa la descarga. Me siento todopoderosa: tu placer, es todo mío.


@desatadaysensual

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page